Conservación de Suelos

Hay varios tipos de poda:

Poda de formación:

Se efectúa de un mes a un año y medio o dos de edad de las plantas y consiste en dejar un solo tallo. Cuanto más tiempo sea el material podado, mejores resultados obtenemos.

La poda de formación debe ser mucho más cuidadosa, eliminando las ramas o partes que caen al suelo («despunta»), lo cual estimula el crecimiento de ramas laterales fuertes y hacia arriba. en este tipo de poda, especialmente en la eliminación de los chupones, debe hacerse con bastante frecuencia, pues cuando más jóvenes éstos sean eliminados, menos se lastimará el tronco.

Poda de Mantenimiento:

desde los dos a tres años de edad los árboles deben ser sometidos a una poda ligera, por medio de la cual se mantenga el árbol en buena forma y se eliminen las ramas muertas o mal colocadas.

esta poda por lo regular se puede hacer varias veces al año, es una poda liviana y se aconseja hacerla en la época seca, para que cuando vengan las lluvias, se estimule el crecimiento de ramas bien dirigidas.

La cantidad de material que se elimina no debe ser muy grande, por cuanto las mazorcas formadas en el árbol deben ser alimentadas por las hojas; en consecuencia, la poda muy fuerte puede alterar la producción regular y normal.

Poda fitosanitaria:

Se deben eliminar las ramas defectuosas, secas, enfermas, desgarradas, torcidas, cruzadas y las débiles que se presenten muy juntas. Es importante eliminar las plantas parásitas como el «mata palo», el «pega con pega» o «suelda con suelda» (Lorantaceas), que crecen sobre las ramas y el tronco de los árboles. Esta poda también incluye la eliminación de todos los frutos enfermos, con síntomas de alguna enfermedad, como Mazorca Negra, Monilla, etc.

Poda de rehabilitación:

La poda de rehabilitación consiste en regenerar los árboles mal formados o viejos con podas parciales, conservando las mejores ramas o podando el tronco para estimular el brote de chupones, eligiendo el más vigoroso y mejor situado, próximo al suelo dejando un 25% de las ramas en mejor estado.

En las fallas o espacios libres se debe resembrar con nuevas plantas de híbridos o clones y completar el número recomendable de plantas por hectárea.

Poda de árboles de sombra:

Los árboles de sombra deben recibir los mismos cuidados que se proporcionan al cacao para que brinden un sombra adecuada. El sombreamiento debe mantenerse aproximadamente en un 30% o menos.

Es necesario hacer un buen trabajo para mantener la sombra en un porcentaje aceptable. Se pueden hacer estimaciones observando y midiendo la sombra proyectada en el suelo.